La Constitución de 1812 ” La Pepa” y la cuestión femenina

19 de marzo 1812.

La celebración de los 200 años de la primera Constitución Española , conocida como La Pepa, ha despertado un interés nacional al coincidir la importancia de este primer paso en el constitucionalismo español.

De ella se han dicho sus virtudes: La Soberanía Nacional, la division de poderes, derechos y libertades (libertad de expresion, derecho a la propiedad, libertad personal, inviolabilidad del domicilio,  principio de igualdad,  garantias procesal y penal, derechos politicos y confesionalidad del estado).

Lo que no se ha comentado de “La Pepa” es su caracter restrictivo hacia el papel de la mujer como ciudadana. Esta exclusion de la ciudadania a la mujer de la epoca y la nula participacion politica colocaban a las mujeres en posición subordinada al poder del momento bajo los canoces decimonónicos.

En francia, por aquellos entonces las mujeres habían participado en la ilustración y los movimientos sociales de la revolución francesa, uno de sus mayores defensores fué el Marques de Condorcet, que abogaba por la igualdad para todos los individuos, incluidas las mujeres . Para otros filósofos del momento la desigualdad de las mujeres no era contraria  a la naturaleza , caso de Rousseau donde la mujer ideal se centraba en la reclusión al hogar y cimentada en la ideología de la domesticidad.

Por esta razón el primer constitucionalismo español fué contradictorio en sus origenes hacia la mujer, y por esta razón en el analisis de la historia de españa , dos expertas en la materia  las profesoras María Cruz Romeo y Gloria Espigado han desgranado estas incidencias en el papel de la mujer de primeros del siglo XIX:  Entre sus conclusiones,” la mujer no era ni sujeto civil ni político y se le negó algo que entraba en flagrante contradicción con la herencia ilustrada. Otra cuestión era la educacion femenina: , asimiladas las máximas de Rousseau en los modelos pedagógicos de la época -pese a la censura- podemos decir que la educación recibida por las mujeres españolas de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX fue radicalmente distinta a la de los hombres.Orientada su formación hacia el ámbito de lo doméstico, su preparación se reducía a tareas como la costura y el cuidado de la casa”

Curiosamente  una de las mayores contradicciones de la Constitucion de la Pepa fué que prohibía el acceso a las mujeres al espacio público aunque causaba polemica entre los parlamentarios ya que, sin duda a causa de la activa y muy diversa participación de las mujeres durante la Guerra de la Independencia y también, aunque de forma muy minoritaria, en las conspiraciones liberales del sexenio absolutista.

Si estaban, si participaron en la guerra y la promulgación de la constitucion pero no se reconoció este derecho hasta el siglo XX. Cabe resaltar que a pesar de la negación los liberales de la época  en un segundo período constitucional, se desató la conciencia que un sector de los diputados manifestó sobre la importancia del sexo femenino en inculcar a los hijos los nuevos valores constitucionales, decantó a una minoría de la Asamblea a favor de la presencia de las mujeres en la misma. La mayoría de ellos votaron en contra de la admisión de las mujeres a las Cortes, aunque sólo fuera en calidad de espectadoras y oyentes. De ahí que algunas mujeres de la epoca llegaron a disfrazarse de hombres para poder asistir a las sesiones.

¿Cual fué la respuesta femenina? Pues formar tertulias femeninas  paralelas dirigidas por mujeres ilustradas, escritoras y revolucionarias españolas del momento. Éstas, por lo general, se organizaban en torno a la figura de una mujer de gran preparación cultural que moderaba las conversaciones y era la anfitriona de la velada. Dos de las tertulias femeninas más populares fueron las de Margarita López Morla y Frasquita Larrea.

Hacia mediados de siglo, las tertulias dejaron de ser tan populares y descendieron en número y en calidad con respecto al esplendor que alcanzaron en el Cádiz de las Cortes.

Extracto del trabajo: http://hc.rediris.es/09/articulos/pdf/10.pdf y

http://www.elmundo.es/especiales/2009/07/espana/constitucion/actualidad/reportajes/tertulias.html

Anuncios

Armas de mujer: negociemos positivamente

Jueves 15 de Marzo. Jornadas Mujer y Empresa. Aceb. Benalmadena.

Sumario:

  1. Saber negociar también es cosa de mujeres
  2. La caja de herramientas femenina
  3. Estrategias y Tácticas que usan las mujeres

Coincidiendo con la celebracion el pasado 8 de marzo del dia de la mujer, la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Benalmadena organiza por segundo año consecutivo unas Jornadas dedicadas a la mujer  autonoma, emprendedora y empresaria. En este evento hemos participado en calidad de ponente experta en negociacion, mediacion y habilidades sociales tratando de acercar los recursos y claves para afrontar el mundo empresarial.

En la primera parte definimos la negociación, lo que significa para los autores y  para las mujeres, siguiendo una frase de Margarita Martí : “Para negociar bien hay que aprender a ser suaves con las personas y duros con los problemas”  

Las habilidades básicas de la negociación se pueden aprender en unas cuantas semanas. Desarrollar las actitudes de fondo es una tarea a largo plazo que exige tenacidad y paciencia a mas largo tiempo. Analizamos las barreras que impiden negociar adecuadamente, los prejuicios y sesgos culturales.

Diferenciamos la Negociacion Integrativa de la Competitiva, la importancia de la escucha activa para identificar los intereses comunes, se puede estar dispuesta a realizar mayores concesiones en momentos oportunos y se practica la  flexibilidad a la hora de buscar soluciones a los problemas.

La perdida del miedo constituye un factor importante en la negociación; la preocupación del impacto que nuestras emociones tendran en las relaciones suele lastrar las negociaciones. El compromiso  y la colaboracion forman parte de las reacciones ante la negociacion y los conflictos, y son por ende actitudes integrativas y femeninas.Buscamos un terreno intermedio. Tratamos de llegar al punto medio entre las dos posturas para que la solución satisfaga parcialmente a ambas partes

las mujeres lo vemos así:

  • Funcionamos según el principio de que “todos podemos ganar” en la negociación
  • Tendemos a distribuir el poder, no a acumularlo en un grupo o una persona
  • Creemos que el lenguaje es algo más que palabras ,y que las palabras  tienen más carga de lo que parece a primera vista.

Las mujeres somos diferentes:

Las mujeres valoramos la comprensión y el entendimiento, aunque no por ello renunciemos a defender nuestros intereses.Para nosotras la comprensión de la situación y el análisis de las necesidades son la clave de la resolución del conflicto.
Analizamos las tres claves : Poder , tiempo e información en la  preparación y gestion de la negociación.

También descubrimos que existen diferencias en el entendimiento del conflicto y sus reacciones en Oriente y Occidente. La filosofia china esta cargada de simbolismos en lo que se denomina “el arte de negociar” y tiene unas peculiaridades diferenciales comparados con el modelo occidental y esto afecta la modo de afrontar las negociaciones tambien a las mujeres.  ( Rectitud, Tempo, recursos, liderazgo y la gestión) por ejemplo:  Guardar silencio, no alardear, el autoconocimiento , convertir los defectos en virtudes, son parte de las claves orientales en el mundo de los negocios.

La parte más profunda de la jornada hace referencia a la gestión de las emociones, el control de las emociones básicas (ira, miedo,tristeza, interés, culpa, disgusto,alegria, sorpresa, envidia y admiración), la comprensión de la conciencia emocional, las habilidades necesarias para regular las sentimientos y emociones y los factores que influyen en dicha gestión.

Finalizamos con un frase sobre la importancia de controlar nuestras emociones a traves de Judith Wright “Los sentimientos y las emociones son el lenguaje universal que debe ser honrado. Son la expresión auténtica de quiénes somos”