La Felicidad no es negociable

Image

Cuando se conmemora el bicentenario de la Constitución de La Pepa y en plena recesión economica española, vuelven a pronunciarse propuestas acerca de nuestro Bienestar social y nuestros derechos como ciudadanos/as.

El reciente V Foro Estatal del Observatorio Nacional de Servicios Sociales , celebrado en Cadiz, ha denominado al encuentro “El derecho a la felicidad común: Garantia y Defensa del Estado del Bienestar”, precisamente a tenor del articulo 13 en la Constitución de la Pepa  donde el objeto del gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen. En aquel entonces tales palabras eran el reflejo de la ilustración de otros paises  aunque en el caso español han debido transcurrir muchos sucesos historicos y politicos para llegar a hacerse efectivo dicho derecho hasta 1978.

Por otra parte destaco de este V Foro un hecho indiscutible y es la relación  y la interdependencia de la economia con sus ciudadanos/as. Quizás no somos conscientes de la naturaleza de la expresión economia pues desde que nacemos estamos condicionados/as por ella, tanto en los derechos de contribuir , proveer y consumir dentro de nuestra sociedad globalizada. Seguridad, crecimiento y estabilidad han sido objetivos primordiales para nuestros gobernantes,pero en el camino debieron olvidarse de la felicidad.

Otro hito historico del pasado siglo XX fué el famoso informe Beveridge que contribuyó a la evolución del Estado del Bienestar tal y como lo conocemos ahora, sin su contribución y su mención al derecho a la felicidad y su famosa expresión “De la cuna hasta la tumba” reflejó hacia donde dirigir las politicas sociales tras la II Guerra Mundial. La caridad no era un sistema adecuado para salvaguardar a los mas desfavorecidos y por eso propugnaba unos derechos (ingresos minimos) ademas de unas prestaciones sociales y sanitarias que cubriese a toda la población (mas universal). Eliminar la indigencia junto con otros males de la sociedad de aquel momento (ociosidad, enfermedades..) se convirtió en el reto de este economista inglés a mediados del siglo pasado.

Lord Beveridge estuvo en contacto con Tonybee Hall, trabajadores sociales que reclamaban en los settlements ingleses la investigación social para acercar a ricos y pobres de la sociedad capitalista y desigual del momento. Estaban dedicados a jóvenes graduados que podían ejercer actividades comunitarias, de ahí la cercanía de Lord Beveridge a su propuesta política en su informe de 1942 cuya repercusión en las políticas europeas fué decisiva.

En España tuvieron que transcurrir 36 años mas tarde desde dicho informe para que nuestra constitución contemplara los derechos sociales que disfrutamos en la actualidad.Los servicios sociales siempre se han considerado el cuarto pilar de nuestra constitución, sus cimientos y su continuidad son nuestra prioridad pues la felicidad de todos/as dependen en gran medida de la elaboración y consolidación de los sistemas que conforman estos derechos sociales que venimos disfrutando desde 1978.

El bienestar no es solo responsabilidad particular de cada uno de nosotros/as sino que corresponde a cada estado , cada nación, la realizacion directa de la actividad estatal en la articulación y aplicacion de los sistemas (politicas sociales), tratando de no depender tanto de los ciclos economicos  (expansivos o recesivos ) para evitar una fractura social en el sistema.

La influencia que las mujeres de políticos y economistas ejercieron en el siglo XX se pudo ver reflejado en el economista Keynes,  coetaneo de Lord Beveridge, vivieron la emergencia de las organizaciones caritativas COS y Settements, concretamente la madre de Keynes fué Florence Ada Keynes primera mujer alcaldesa de Cambridge y reformadora social inglesa.

Es por tanto la influencia femenina determinante para atender las cuestiones sociales , por tanto ahora resulta duro reconocer que precisamente  las mujeres son uno de los colectivos mas  directamente afectados por las reformas que se estan produciendo en este año , pues dentro de los sectores de la sanidad, salud y educación, el porcentaje de mujeres empleadas es mucho mayor y tambien lo son aquellas que se dedican a la dependencia y el cuidado de hijos, mayores o discapacitados.

Debemos reforzar nuestros principios, valores, aprender a ser asertivas ante la sociedad y reclamar la justicia social , por eso se puede afirmar que “La felicidad no es negociable…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s