¿Hablamos el mismo lenguaje?


Durante este verano mientras estudiaba antropologia cultural me llamaba la atención las diferencias culturales que existen no solo en otras partes del mundo sino en nuestro propio entorno, fundamentalmente derivado de los grandes flujos migratorios de las ultimas decadas. Pero quizás se nos pasa desapercibido el hecho de que podemos amoldar nuestro cerebro a todos los cambios idelogicos, del idioma, tecnológicos, y sin embargo nuestros genes y nuestro genero nos siguen frenando en la evolucion entre lo masculino y lo femenino.

Deborah Tannen, profesora norteamericana de Sociolinguistica nos ha desgranado a través de sus libros, las diferencias linguisticas entre hombres y mujeres y cómo se comunican entre si, prueba de ello es el libro TU NO ME ENTIENDES, ¿Porque es tan dificil el dialogo hombre mujer?. Y por curiosidad antropologica decidí adentrarme en este interesante libro que a pesar de haber sido escrito en los años 90 sigue en vigor en nuestros días.

Su libro comienza hablando de los malentendidos que dia a dia se suceden en la vida cotidiana, intentando con ello paliar o evitar frustraciones futuras entre ambos sexos. Los origenes sociales , culturales y geograficos de cada persona influyen en el lenguaje y el modo de comportarnos y comunicarnos.

Si  partimos de que cada individuo es unico  y que además estamos influenciados por la etnia, religión, clase social, profesion, etc.. posiblemente no existirá una misma realidad o una misma respuesta a cada pregunta.

Deborah mantiene la tesis que a pesar de que tras largos intentos de querer igualar a los dos sexos, la realidad difiere , existen verdaderas diferencias de genero en el discurso de hombres y mujeres y su mejor consejo es identificarlas y comprenderlas, sin ésta comprensión, añade Deborah, estamos condenados/as  a criticarnos a nosotros mismos/as a los demas o a las relaciones por los efectos perjudiciales de estos estilos conversacionales distintos.

Por tanto reconocer las diferencias entre los sexos permite  a los individuos liberarse del peso que implica suponer patologías individuales. Muchas mujeres y hombres se sienten insatisfechos con sus relaciones y se frustran aún más cuando tratan de hablar sobre ellas. Esto es un hecho.

¿Donde esta la solución? Pues a través de un abordaje sociolinguistico sobre el problema permite explicar estas insatisfacciones sin causar a nadie malestar por ello y sin culpabilizar a nadie de la relación. Si identificamos y comprendemos las diferencias entre nosotros/as podremos tenerlas en cuenta, realizar los ajustes necesarios y aprender cada uno del estilo del otro/a.

La clave que nos vislumbra Deborah esta en la educación de los niños y niñas en su infancia, y estoy totalmente de acuerdo en este punto, ya que nos educan transculturalmente desde la niñez, no es solo la dominación masculina, las desigualdades sociales y los problemas psicologicos  las explicaciones unicas  a estas diferencias, deberemos indagar en otros aspectos culturales para encontrar rasgos distintivos para hombres y mujeres.

Conversaciones afectivas y conversaciones informativas.

Desde niños los hombres aprenden a utilizar su discurso como un modo de atrapar y mantener la atención a los demás, por eso se sienten mas cómodos hablando en grupos grandes, con personas a quienes conocen menos.  ¿Quienes hablan mas entonces los hombres o las mujeres? Segun Deborah hay que diferenciar primero entre habla privada y habla publica. Mientras que las mujeres se sienten mas comodas en la primera , los hombres prefieren la pública.

Para la mayoria de mujeres , el lenguaje de las conversaciones es primariamente un lenguaje de rapport: una manera de establecer vinculos y negociar  relaciones. Ponen el énfasis en encontrar similitudes y compartir experiencias.

Para la mayoria de los hombres hablar es una manera de preservar su independencia y de negociar y mantener su estatus en un orden social jerarquico. Logran esto exhibiendo sus conocimientos y habilidades y logrando atrapar el centro de la atención a través de actividades verbales tales como contar  anecdotas y chistes e impartir información.

Asuntos como la caballerosidad, proteccionismo masculino, el rol de hombre como solucionador de problemas, el sometimiento, los metamensajes, el dominio del control, la cortesía, las disculpas, el lenguaje corporal y la autodesvalorización son tratados desde el enfoque sociolinguistico  de Deborah  Tannen, por tanto sugiero su lectura para adentrarnos en su estudio.

Podremos estar de acuerdo o no con la evolución cultural recibida de nuestra educación pero si es evidente que si bien es cierto que existen estas diferencias la forma en que adoptemos nuestro comportamiento entre sexos, si es una decisión particular, quizás lecturas como éstas puedan abrirnos  la mente para hallar la comprensión perfecta con el sexo opuesto, tanto en relaciones de pareja, con amigos/as, de trabajo, etc..

Mas info:

Libro Tu no me entiendes, ¿Porqué es tan dificil el dialogo hombre mujer?

Deborah Tannen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s