Reflexiones sobre la actual situación de la mujer y el derecho a la vivienda digna

mujer y vivienda

El dia 8 de Marzo como viene siendo habitual cada año, se produce una movilización social en torno a la cuestión de género donde instituciones publicas, privadas, tercer sector, medios de comunicación se vuelcan para destacar por un lado los avances en la materia y por otro algunos retrocesos que debido a la crisis economica mundial y las especiales caracteristicas de cada país pone en el tintero que la mujer sigue siendo vulnerable junto con otros colectivos (niños, mayores, inmigrantes..)

¡Pero ante todo debe ser un lugar critico con la realidad femenina!

La cuestión que focalizamos hoy es el apartado en los derechos de la vivienda y las conclusiones que la ONU  en su informe de 2012 sobre el marco legal y de politicas del derecho de la mujer a una vivienda digna, discriminación contra la mujer en ambitos de la vivienda, la tierra y la propiedad,  y otros asuntos relevantes como la violencia de género, desastres naturales, desalojos forzosos donde finalmente se elevan unas recomendaciones a nivel internacional.

Miloon Kothari en 2002 inició  una petición formal de la Comisión de Derechos HUmanos de la Naciones Unidas sobre el impacto del derecho de la vivienda en la mujer  y que fué retomada por Raquel Rolnik en 2008, esta ultima dejaba constancia en dicho informe que la crisis financiera y el cambio climatico se cebaba aún más en el género femenino.

También se pone de manifiesto la brecha existente entre protección de derecho y de hecho, subrayando que en muchos países, los derechos de la mujer están protegidos por la ley pero que en la práctica  las mujeres se ven desfavorecidas  en el ámbito social y en el económico y se enfrentan a una discriminación de hecho en lo que se refiere al derecho a la vivienda, a la tierra y a la herencia.

Condiciones especificas  de vulnerabilidad como ser victimas de violencia doméstica, viudas, divorciadas y separadas, las mujeres cabeza de familia, las victimas de desalojos forzosos, las mujeres indigenas y pertenecientes a tribus, mujeres con discapacidad, las mujeres que viven en paises en situación de conflicto, trabajadoras migrantes, trabajadoras domésticas,, etc.. añaden un plus de marginación al problema.

En definitiva la combinación de multitud de  factores  es que todas estas mujeres se enfrentan a diferentes condiciones de vivienda y tienen más posibilidad de quedarse sin hogar o vivir en viviendas inadecuadas.

En 1994 en la recomendación  general nº 21  del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, relativa a la igualdad en el matrimonio y en las relaciones familiares se afirma que ” El derecho a la mujer a la propiedad, la administración y a la disposición de los bienes es fundamental para que pueda tener independencia economica..” y que hay que evitar a toda costa la restricción en sus derechos.

En 2011 el Consejo de Europa aprobó el Convenio sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia domestica, en el que los estados deben velar porque estas victimas puedan tener acceso a ciertos servicios, incluida la vivienda.

Estamos en 2013, abrumados/as por una crisis economica y financiera que nos empuja a buscar alternativas residenciales, apoyarnos en los nucleos familiares, aceptando opciones que nunca imaginamos, defendiendo el papel de la mujer actual a pesar de las dificultades.. NO nos rindamos…

Mas info:

http://www.ohchr.org/Documents/Publications/FS21_rev_1_Housing_sp.pdf

Anuncios

Mujer y Poder. La mujer del siglo XXI.

Jueves 12 de julio de 2012.  Sala Ambito Cultural de el Corte Ingles. Málaga

Autora del post e invitada el evento: Silvia Velasco Navarro.

Cargada de Poesía, feminidad, liderazgo femenino malagueño se presentó el Libro La mujer del Siglo XXI, una aproximación psicoanalatica, editado por Grupo Cero,  copresentado por Helena Trujillo y Laura Lopez con marcado acento  en el mundo del psicoloanalisis pero desde la emotividad de las experiencias de las colaboradoras invitadas: Adriana Bollon, Inmaculada Urbano, Inmaculada Almeida, Marina Bravo y la que suscribe, Silvia Velasco…

Pasado , presente y futuro esperanzador se entremezclaron en la tarde de ayer Jueves, emociones, vivenvias personales, laborales y expectativas del papel de la mujer en la sociedad, sin recriminaciones, con total naturalidad y abiertas a la colaboración , sin radicalidad, todas las colaboradoras expusieron esbozos del libro , cine, cultura, amor, familia, trabajo, feminismo, historia, entre otros temas, impulsadas por la esperanza de un mejor futuro no solo para la mujer sino para toda la sociedad en general, eso si con un papel femenino mas fuerte y consolidado.

El tema elegido en este caso fué para mi el de Mujer y Poder ( pagina 136 del libro que se presenta) no  elegido por casualidad,  por ende el poder es uno de los temas que mas me fascinan, se estudia no solo en negociación empresarial, tambien es un capitulo importante en los estudios de trabajo social, el empoderamiento de los individuos y de la mujer en particular. Nuestra aportación no solo era psicoanalitica sino estratégica  y sociológica, para ello ofrecí una definición de “PODER” que aunque resulte dificil para los expertos, varía de acuerdo a la cuestion a la que se quiere responder.

El poder como motivo social, el poder como dominancia o el poder como influencia hacia los demás. Todos validos, segun el contexto, también cuando implica una fuerza básica en las relaciones sociales , aquellas que reflejan la presión de la situaciónk, como base de la sociedad o como la capacidad relativa del individuo para modificar los estados de los demas proveyendo o retirando recursos o administrando castigos *.

Simone de Beauvoir decía que “El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”.. lo cierto es que la vinculacion del poder al hombre siempre no se ha discutido en el pasado pero en la actualidad, hay voces que señalan diferencias entre el poder propiamente masculino  y el femenino.

De hecho en la literatura sobre la materia en el mundo empresarial y de investigación se echan en falta  mujeres escritoras que puedan hablar del poder desde otra visión, tuvimos la suerte de encontrar a Marilyn Loden, autora de libro “dirección femenina” y gracias a su contribución pudimos exponer las diferencias de ambos modelos.

El Modelo masculino de vincularse al poder contempla la lucha competitiva, la necesidad de un riguroso control, la firmeza o un comportamiento agresivo, la capacidad de pensar analitica, estratégica, concisa y dinámicamente y el mantenimiento de una actitud objetiva y no emocional, donde las necesidades de los individuos deben subordinarse o sacrificarse para conseguir los objetivos , es decir, es un poder jerarquico, competitivo y formal.

En cambio un modelo propiamente femenino de vincularse con el poder dice relación con la participación, la orientación hacia las personas, el refuerzo positivo, la flexibilidad, la generación de entusiasmo y la resolución creativa de problemas. Es decir, el estilo es cooperativo, en equipo, busca la calidad, es resolutivo de problemas intuitivo-racionales y sus características básicas son el control reducido, comprensión, colaboración y niveles de alto rendimiento.

La mujer, por tanto, con su identidad multifacética, cuando conducen familias, empresas, comunidades o paises, tejen una tela de araña, donde ellas estan en el centro y con acceso equidistante a todos sus colaboradores.**

Cuando la brecha empresarial deje de existir y las mujeres se encuentren al mismo nivel es cuando ya no será necesario seguir defendiendo las posturas femeninas de la igualdad de genero. Mientras tanto, libros como el que se exponen nos abren la mente y el espíritu femenino hacia la verdadera sociedad.

Publicación de la nota de prensa en Diario Sur:

http://www.diariosur.es/v/20120713/cultura/protagonismo-social-mujer-desde-20120713.html

* Extracto del libro :El poder en las relaciones de género.

** Extracto del libro: la identidad femenina en situaciones de poder y conflicto

Armas de mujer: negociemos positivamente

Jueves 15 de Marzo. Jornadas Mujer y Empresa. Aceb. Benalmadena.

Sumario:

  1. Saber negociar también es cosa de mujeres
  2. La caja de herramientas femenina
  3. Estrategias y Tácticas que usan las mujeres

Coincidiendo con la celebracion el pasado 8 de marzo del dia de la mujer, la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Benalmadena organiza por segundo año consecutivo unas Jornadas dedicadas a la mujer  autonoma, emprendedora y empresaria. En este evento hemos participado en calidad de ponente experta en negociacion, mediacion y habilidades sociales tratando de acercar los recursos y claves para afrontar el mundo empresarial.

En la primera parte definimos la negociación, lo que significa para los autores y  para las mujeres, siguiendo una frase de Margarita Martí : “Para negociar bien hay que aprender a ser suaves con las personas y duros con los problemas”  

Las habilidades básicas de la negociación se pueden aprender en unas cuantas semanas. Desarrollar las actitudes de fondo es una tarea a largo plazo que exige tenacidad y paciencia a mas largo tiempo. Analizamos las barreras que impiden negociar adecuadamente, los prejuicios y sesgos culturales.

Diferenciamos la Negociacion Integrativa de la Competitiva, la importancia de la escucha activa para identificar los intereses comunes, se puede estar dispuesta a realizar mayores concesiones en momentos oportunos y se practica la  flexibilidad a la hora de buscar soluciones a los problemas.

La perdida del miedo constituye un factor importante en la negociación; la preocupación del impacto que nuestras emociones tendran en las relaciones suele lastrar las negociaciones. El compromiso  y la colaboracion forman parte de las reacciones ante la negociacion y los conflictos, y son por ende actitudes integrativas y femeninas.Buscamos un terreno intermedio. Tratamos de llegar al punto medio entre las dos posturas para que la solución satisfaga parcialmente a ambas partes

las mujeres lo vemos así:

  • Funcionamos según el principio de que “todos podemos ganar” en la negociación
  • Tendemos a distribuir el poder, no a acumularlo en un grupo o una persona
  • Creemos que el lenguaje es algo más que palabras ,y que las palabras  tienen más carga de lo que parece a primera vista.

Las mujeres somos diferentes:

Las mujeres valoramos la comprensión y el entendimiento, aunque no por ello renunciemos a defender nuestros intereses.Para nosotras la comprensión de la situación y el análisis de las necesidades son la clave de la resolución del conflicto.
Analizamos las tres claves : Poder , tiempo e información en la  preparación y gestion de la negociación.

También descubrimos que existen diferencias en el entendimiento del conflicto y sus reacciones en Oriente y Occidente. La filosofia china esta cargada de simbolismos en lo que se denomina “el arte de negociar” y tiene unas peculiaridades diferenciales comparados con el modelo occidental y esto afecta la modo de afrontar las negociaciones tambien a las mujeres.  ( Rectitud, Tempo, recursos, liderazgo y la gestión) por ejemplo:  Guardar silencio, no alardear, el autoconocimiento , convertir los defectos en virtudes, son parte de las claves orientales en el mundo de los negocios.

La parte más profunda de la jornada hace referencia a la gestión de las emociones, el control de las emociones básicas (ira, miedo,tristeza, interés, culpa, disgusto,alegria, sorpresa, envidia y admiración), la comprensión de la conciencia emocional, las habilidades necesarias para regular las sentimientos y emociones y los factores que influyen en dicha gestión.

Finalizamos con un frase sobre la importancia de controlar nuestras emociones a traves de Judith Wright “Los sentimientos y las emociones son el lenguaje universal que debe ser honrado. Son la expresión auténtica de quiénes somos”

                 


Actitudes básicas frente al cambio en la mujer actual

La vida el tiempo y el cambio conforman un triangulo inseparable; a lo largo de la vida y sobre todo en la adultez se buscan barreras que frenen los cambios por temor a perder lo que se consiguió buscando añoranzas en un pasado que no volverá, y en un intento de volver a revivir experiencias pasadas muchas mujeres  y hombres a mitad de la partida, es decir en la edad media de la vida, deciden cambiar de cartas  y reglas de juego, cayendo en una carrera a la desesperada contra el tiempo en un intento de eternizar el presente.

Ahora bien, una cosa es ser optimista y otra creer en realidades inviables llevando esta actitud a un fracaso personal y profesional de lucha contra el tiempo.

En la obra  “Los cambios en la vida de las mujeres “de Clara Coria, Anna Freixas y Susana Covas con acierto describen las posibilidades de las mujeres actuales en un mundo cambiante y hostil cuya superación y éxito dependerá de las actitudes frente a ellos.

En sus propuestas aconsejan que las mujeres nos aliemos  contra el cambio , tomando posesión de ellos, como la manera de vencer al tiempo, acompañar su devenir asumiéndolos como protagonistas, en pocas palabras liderarlos en lugar de ser lideradas.

Las 3 actitudes básicas que se requieren en esta nueva era son fundamentalmente: aceptación, acompañamiento y protagonismo.

a)Aceptación: Es la condición necesaria pero no suficiente para tomar posesión de los cambios. Esta actitud implica que tiende a reconocer  que las condiciones  cambiaron y por lo tanto las situaciones dejaron de ser como eran antes; que el presente muestra una realidad distinta de la del pasado; que la realidad actual no responde a las expectativas forjadas a lo largo de los años (familia, empleo, vivienda, compromisos..) y supone reconocer que perdieron vigencia algunos sentimientos, intereses y necesidades que fueron defendidos en otros tiempos. Nuestra conciencia debe dar el primer paso.

b) Acompañamiento: de quienes nos rodean en  de nuestro entorno permite tomar posesión de los cambios, al mismo nivel en tiempo y forma, abriendo la posibilidad de atravesar la transición hacia el futuro que nos espera

c) Protagonismo: Pasada la incertidumbre de la transición hacia el cambio, apoderarse de uno mismo, desprendiéndose de lo antiguo y pasado, del mismo modo que se desprenden de la infancia un adolescente cuando desea alcanzar la juventud, eso si entendiendo que al desprenderse del pasado, no como perdida sino como transformación de la realidad dada e incluyéndolos en la memoria. Sin ánimos de ser prisioneras  en el afán de retener  pasado . De modo que la clave es vivir intensamente esta transición para no quedarnos atrapados en ella.

Son las mujeres las que  tropiezan con mayores obstáculos a lo largo de su trayectoria de vida por varias razones, muchos son debidos a condicionamientos de genero que inciden en el proceso de socialización de las mujeres, uno de ellos el modelo de maternidad  considerado como vitalicio dificulta en mucho estos procesos de cambio, la dependencia afectiva, económica y legal de la mujer que aun sigue vigente, sin olvidar la subjetividad femenina como “satélite del deseo ajeno”

En definitiva para adaptarnos a los cambios que nos sobrevienen las mujeres debemos  caminar ligeras de equipaje y desprendernos de los lastres que nos frenan……

Extraído de la Obra: “Los cambios en la vida de la mujeres” Temores, mitos y estrategias.