¿Es el momento de opositar?Toma la decision a través del t@o

girl-studying

25 de noviembre de 2018. Autora Silvia Velasco Navarro.

Como indica Cobacho (2009) en su libro , “ganar oposiciones  el éxito de la experiencia” nos muestra a quienes deciden abrirse a la aventura de opositar , una  frase que resume la importancia de tomar decisiones: ” eres libre para escoger camino y aventura, pero el conocimiento rebozado de experiencia es la única formula mágica que puede conducirte al éxito“.

En los pasillos de las facultades, que suelen ser los lugares elegidos para los exámenes de oposiciones, concursos y bolsas , oigo continuamente frases como , era muy difícil, no sabia como contestar un caso practico, yo no he tenido tiempo suficiente para prepararmelo, estoy aquí porque pague las tasas y voy a probar suerte, etc.. y la verdad que a la hora de tomarse en serio esta dura tarea que es la de prepararse oposiciones , no se tienen en cuenta factores clave si queremos alcanzar el exito.

Ya hemos hablado en anteriores post sobre el perfil de opositores , no toca ahora esta cuestión, pero si toca desmenuzar como plantearse el estudio de las mismas . Volvemos un momento a definir el significado de “T@o” (camino, rectitud o moralidad); La autora que solemos mencionar es Chin NIng Chu pues para ella es solo el principio y lo define como la fuerza implícita en toda creación. Todas las cosas buenas , brillantes, correctas, creativas , innovadoras, estáticas, dulces y alegres tienen sus raíces en el T@o, el camino justo. Entonces ¿Como tomar decisiones  acertadas?

Para ello es fundamental hacerse varias preguntas:

1.- Si haces lo correcto y tu objetivo es apropiado, es decir, seleccionaste una convocatoria cercana, una posición en la que sentirás cómoda trabajando, es por definición un trabajo cómodo y con posibilidades  de promoción de cara a un futuro y te sientes motivada por ello, entonces  habrás acertado bien. Si por el contrario eliges por descarte, porque no hay otras opciones , en una convocatoria que no te gusta, por desesperación a no esperar otra oportunidad y no está hecha a tu medida, entonces irás en contra del T@o y seras derrotada a la primera flaqueza. Ejemplo:  presentarse a una oposición de trabajadora social sanitaria sin conocer nada del mundo sanitario.

2.- La segunda pregunta que hay que realizarse es si el ego te impulsa a realizarlo. Puede ser que en tu familia tus padres y/o pareja ya sean funcionarios y te digan que tú debes seguir la misma línea, o tus colegas de estudios/profesión lo hacen y te sientes obligad@ a hacerlo porque, en fin, tu tienes capacidades y se espera  de ti dar lo mejor, entonces  la elección es de otros/as por tu futuro. NO estás pues en el camino del T@o, fracasarás igualmente.

3.- La tercera pregunta que hay que hacerse es si te mueves  por pura codicia. Ya haces números con el sueldo que podrías ganar, por fin al tener un sueldo fijo para toda la vida, taparás muchas incertidumbres, demostrarás tu  situación aventajada económicamente y no te negarán la hipoteca de tu futura casa. Pero el bienestar en otros aspectos se queda fuera  de esta disyuntiva. El T@o como indica CHin NINg Chu, esta posicionado en aspectos codiciosos.

4.- La cuarta  pregunta es si estas desesperada  en la búsqueda de empleo y te agarras  a la oposición /concurso/Bolsa como única fuente futura de posibilidad  y los miedos se apoderarán de ti más temprano que tarde junto con la ansiedad y la frustración durante y al final del proceso…

5.- La quinta pregunta que deberás hacerte es a quien ayudarás y quien sufrirá daños. Esta cuestión no es baladí, el tiempo dedicado a la oposición  se le restará a otras personas  y tiempo libre y opciones de vida, en el camino habra bajas y hasta podrás perder  a tu pareja.

6.- Los costes económicos de la inversión necesaria para las oposiciones. NO solo se trata de elegir preparador/ academia, sino todo el coste de no poder trabajar y/o atender otras posibilidades de empleo que dejarás para poder dedicarte de lleno a estas cuestiones. Trabajar y estudiar también tiene su coste emocional  y de tiempo. Una mala decisión puede conllevar perdidas económicas importantes. Por tanto toca hacer un DAFO y evaluarlas no solo al principio sino durante el proceso de estudio, que suele llevar meses o años.

Por tanto el T@o en la oposición está en equilibrar todos los aspectos externos (familia, trabajo, tiempo libre, salud física y mental, economía..) y darlo todo absolutamente hacia un bien para tí y todos los que te rodean, pues en este equilibrio  y el pacto “verbal” que deberás firmar con todos y cada uno de ellos incluido contigo  mism@ radica el éxito o fracaso de esta contienda.

Para finalizar, aplicaremos la filosofía taoista del Wu Wei, que significa aprender a fluir con el mínimo esfuerzo, intentando no empecinarnos en aquello que no entra ni encaja en nuestros planes, si los tiempos están a tu favor , planificate, y si no , abandona y deja que la próxima vez estés preparado y te hayas organizado mucho mejor. Trata de adaptarte a los cambios de manera inteligente, con mentalidad de crecimiento…

 

 

Anuncios

Convierte tus defectos en virtudes en la oposición. Los Recursos.

woman 2

1 de Noviembre 2018. Autora: Silvia Velasco Navarro.

“En la contienda, utiliza lo regular en el momento del enfrentamiento, y recurre a lo extraordinario para alcanzar la victoria” Chin Ning Chu, 2009.

Esta es una pauta que me sirvió enormemente durante la carrera en la UNED, mis recursos intelectuales. Utilizaba la progresión  en tiempo y material, lo planificaba con suficiente antelación y llegada la fecha del examen es cuando mi mente la entrenaba para el “gran momento”. Desgastarte meses antes significa, gastar tus energías y sinergias que las necesitarás para el momento álgido de la batalla y el modo en que hayamos gestionado todo ese tiempo previo al examen y la calendarización hacia atrás, es decir, cuando tengas notificada la fecha de examen calcula hacia atrás como si de la propulsión de un cohete se tratara contando las semanas y días antes de que llegue el  momento (cuenta atrás) y gestionando tus emociones respecto a ello.

La primera pregunta que debe hacerse un opositor@ es ¿Te conoces bien a tí mism@? Saber reaccionar ante los imprevistos, como de flexible eres, si tu estrés lo controlas y tu salud juega a tu favor, además de los elementos que rodean a la convocatoria en sí y como tú has aceptado el reto, esta es la cuestión principal.

Hemos tenido una trayectoria de vida y esta debe servirnos de guía, aprovechar esas sinergias ya utilizadas en el pasado para afrontar el nuevo reto que tenemos por delante.

Nos toca hablar de “habitos”, ya los tratamos en un post tiempo atrás y nos obligamos a regresar a tratarlos. En el libro de Loretta  Graziano sobre los “hábitos de un cerebro feliz”, nos enseña cómo reciclar el cerebro para poner en marcha la química que genera felicidad. Pues bien si existe una química de la felicidad y en uno de sus apartados trata sobre expectativas versus realidades:

“Tus expectativas  son senderos neuronales  que se activan anticipándose a los impulsos sensoriales .  Esto hace posible que el significado fluya suavemente. Las expectativas  que actives  dependerán de la experiencia vital que tengas acumulada y de las sustancias neuroquímicas  que estés experimentando en ese momento determinado.(..) Los humanos  esperamos más y hacemos cosas al respecto. Por ello, acabamos centrados  en nuestras decepciones en vez de festejar nuestros logros”. Las oposiciones es prueba de ello, cuan difícil expectativa se nos presenta y cuan largo y duro es el camino a recorrer , gestionar las expectativas reales de dicha cuestión nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo. Al fin y al cabo  tus emociones te serán más  comprensibles  cuando aprendas  a ser consciente  de tus expectativas.

Se creativa en tus apuntes y esquemas, no esperes que los demás puedan traerte lo que tú no eres capaz de producir, si tienes que pasar a limpio, power point, esquemas, mapas mentales, apuntes o audiciones de los temarios. Podremos echarle la culpa a nuestra soledad y a la falta de tiempo pero el día tiene 24 horas y la semana 7 días, dedícale cada día a un menester, uno para realizar repasos y test, otro para repasar, otro para grabar, etc.. Como ya indicábamos al principio el éxito o fracaso de esta batalla, depende solo y exclusivamente de ti. Ah bien, que habrá miles de guerreras que lucharan por el puesto, cierto…. ¿Quién dijo que la vida era fácil?

La experiencia en el mundo público puede resultarte  útil, los méritos adquiridos y la experiencia puede darte alas sobre todo en los exámenes prácticos, del mismo modo que quien tiene una carrera de derecho tiene más facilidades en los exámenes de “leyes” que siempre acompañan a los temarios comunes de las oposiciones actuales. Saquémosle ventaja de aquello que nos fortalezca, de nuestras virtudes.

Y cuando las circunstancias se puedan modificar a tu beneficio, tus defectos se convertirán en tus puntos fuertes. He aquí la labor de la persona  preparador@. Potenciar dichas virtudes y canalizar las ansiedades e inseguridades del opositor. Esto es difícil de realizar en academias donde todos reciben un trato igualitario y si estudias en solitario, los miedos e incertidumbres serán difíciles de atajar a tiempo.

La figura de la persona Preparador@ es un apoyo muy importante, pues se convierte en un coach durante todo el proceso y minimiza y neutraliza el desgaste emocional del proceso opositor si conoce a su alumn@ en todas sus vertientes

Extracto del Manual “El Tao de las Opositor@s” y el libro “Los hábitos de un cerebro feliz” de Loretta Graziano.

Autora: Silvia Velasco Navarro

Consultora, Formadora, Mediadora y Graduada en Trabajo Social

http://www.mediadordeconflictos.com

Reestructurarse tras una Oposición!

 

21034287_1642924805749097_1929100449500711214_n

Un proceso selectivo de oposición puede compararse con un gran reto, como subir a la cima de un montaña o una expedición arriesgada como la que vivió Shackleton en el polo Sur hace un siglo y puede servir de inspiración a todos aquellos/as opositor@s que han sacrificado mucho en esta epopeya personal.

La efervescencia de emociones que se viven durante un proceso selectivo y tras los exámenes han de ser gestionadas adecuadamente si no queremos que el abatimiento y la frustración de no haber conseguido nuestras metas acabe con nuestros objetivos y sueños.

Hay quienes en un primer examen no han podido superar acabar como “apto” y no han podido entrar en bolsa, otros si lo han hecho y  esos elegidos tienen una satisfacción  de “mínimos” que les  compensa todo el esfuerzo”, es un mejor consuelo, tal y como hubiera expresado el propio Schackleton “nunca para mi la bandera esta arriada, nunca es la ultima empresa”.  La perseverancia es un valor a tener presente cuando optamos por las oposiciones, tener mentalidad de crecimiento , con actitud positiva desde que planificamos nuestro estudio y rodearte de personas que apoyan tu proyecto de vida resultará clave en momentos difíciles.

Luego llega el segundo examen, el cansancio hace mella en tu estado mental y fisiológico, seguimos realizando un gran esfuerzo cognitivo y emocional, y cuando visualizas el listado de aptos definitivos, pueden ocurrir dos momentos significativos, el vértigo de haber pasado al examen final , los nervios se encrispan, son pocas   las plazas y hay mas ratio del esperado por quienes han superado las pruebas. Por contra, quienes han suspendido en esta segunda etapa, sienten la doble frustración, haber pasado la primera ronda y haberte quedado ” a las puertas”. Seguimos utilizando la sabiduría de Schackleton, sobre la fuerza de voluntad  “por la resistencia venceremos“. también nos indica que hay momentos concretos de nuestra vida en los que hay que aumentar nuestras reservas de fuerza de voluntad y guarda mucha relación con el autocontrol.

Y llegamos al final del camino, se publican los nombres definitivos de la convocatoria, unas pocas décimas te impiden alcanzar tu sueño. Este es el momento más difícil de afrontar, el abatimiento, el derrotismo, el fracaso. En contraposición a estos pensamientos negativos, aun nos queda un pequeño trecho por recorrer, la aceptación de la realidad tal y como es, ahora, examinando aquello que pasamos por alto en los temarios, en la exposición oral, y nuestra preparación en casos prácticos, nuestra experiencia y bagaje. Ahora toca la reflexión, sanar las heridas de la batalla y proclamar al universo un “agradecimiento” por habernos permitido llegar hasta aquí a este momento. Porque en el fondo estamos más cerca de lo que creemos imaginar del éxito. Si esta palabra exito ahora puede parecer vacía de contenido, porque estamos sufriendo los pormenores de no llegar a nuestra meta.

Y seguimos insistiendo ahora más que nunca en aquellas enseñanzas que el explorador Schakleton desarrollo en tan dificiles circunstancias como son :

Rumbo: Todos los viajes comienzan por fijar una dirección. Para poner rumbo al éxito primero debes situarlo en tu voluntad firme y desde ya puedes comenzar a prepararte tras un breve descanso a la próxima “batalla opositora”. Busca nueva bibliografia, nueva academia para ampliar lo que ya tienes, consulta otras ofertas publicas de empleo y programa tu “nuevo rumbo”.

Regeneración: Cualquier  viaje sufre altibajos e inconvenientes y es necesario dotarse de la capacidad para encajar los impactos de la vida. La resiliencia es esa habilidad. Aquellos que han estado años preparándose y han conseguido la ansiada plaza también se encontraron con las mismas dificultades, pero consiguieron sacar  coraje  adaptándose a todo ello con gran resistencia, aprendiendo de las nuevas convocatorias, de como los tribunales, evalúan…

Enfoque: La conciencia plena implica estar en el momento presente, no perder de vista nuestros objetivos y concentrarnos en ellos.

Dureza: Es la capacidad de soportar situaciones incomodas, y tiene que ver con el autocontrol y la fuerza de voluntad. Hay que evitar a toda costa las culpabilidades y la ira, pues pueden producirnos dolencias e incapacitarnos a seguir estudiando. Se debe contrarrestar con alta motivación y autoestima (lo vimos en los cuatro jinetes*)

Constancia : La perseverancia nos ayuda a lograr nuestras metas a largo plazo. Está basada en la practica deliberada y en los hábitos , que son los pilotos automáticos de la conducta. Un buen opositor/a se construye a base de constancia (calendarios, priorización de agenda , buena alimentación, dormir bien, meditación..)

Energía: La gestión de la vida necesita de cuatro fuentes de energía: mental, emocional, física y espiritual. No solo todas son necesarias, sino que también lo es un adecuado equilibrio entre ellas.

Mentalidad: Nuestros estados emocionales dependen de nuestra visión del mundo, y el éxito depende en buena medida de esos estados emocionales. Necesitaremos grandes dosis de mentalidad de crecimiento para adaptarnos a las vicisitudes de una oposición, cambios legislativos, desconocimiento de fechas de exámenes.. sacandole provecho a todo nuestro potencial, aquello en que podemos destacar en nuestra profesión.

Conexión: Las personas que comparten la vida con nosotros son una clave imprescindible para el éxito (apoyo del entorno y familiar)

Finalmente cabe añadir una curiosidad cuando opositas, y es que a pesar de que la oposición es un viaje hacia la competencia total y absoluta, considero que en esta odisea debes ir mucho mejor acompañado que solo en este trance, necesitarás del apoyo social  con sus efectos positivos en momentos duros.

Finalizo este post con una poderosa frase que nos dejó el explorador Schakleton que dice:

“Muchas veces me maravilló la delgada linea  que divide el éxito del fracaso”.

Tu decides en tu vida si quieres estar por encima o por debajo de esa linea, yo apostaría claramente por haber ganado, experiencia y compañeros/as de viaje en las oposiciones.

Más info: La brujula de Schackleton–Jesús Alcoba Gonzalez– 2014–