La montaña rusa emocional

Autora: Silvia Velasco. 12 de Octubre de 2021.

¿Has oido hablar alguna vez del «Emotional Roller Coaster» en tus oposiciones? Lo más probable es que no sólo no lo hayas oído jamás , es el término en ingles de montaña rusa emocional, porque las academias y preparador@s no le dedican tiempo a esta cuestión. Siempre lo digo, es mejor gestionar que controlar emociones, porque en ocasiones son las emociones las que terminan controlándote a tí. Hoy toca hablar de EMOCIONES.

Recientemente se han visualizado en el evento Opositatest 2021 videos de diferentes expertos y expertas en diversas áreas y nos han interesado la que hacía referencia Elsa Punset sobre la gestión de las emociones. Con total delicadeza, Elsa Punset recorrió lo que sería una montaña rusa emocional que vivimos los/las opositor@s a lo largo del proceso, miedos, inseguridades, soledad, etc y nos deja algunas pistas en el camino para no perdernos en la inmensidad opositora.

La primera pista, es la de mantener contacto social, cuidarnos, ser comprensivos, compasivos, como trataríamos a nuestro mejor amig@; los miedos nos resta creatividad, en su libro «Una Mochila para el Universo» , en su ruta 17 nos habla precisamente de la creatividad ya que tendemos hacia el desequilibrio mental y emocional, y Elsa propone como ejercicio entrenar al cerebro a encontrar cauces constructivos y creativos para canalizar nuestro gran potencial. Esta pista la encontré por casualidad durante la pandemia el verano 2020 cuando decidí adquirir la licencia de videos Movavi y grabar videos de temas de oposición con diapositivas explicándome el temario, te da una enorme seguridad , sin lugar a dudas.

Respecto al miedo Elsa P. sugiere pequeñas estrategias.

*Entrena el cerebro en positivo

*Graba en tu cerebro lo mejor de cada día; recuerda 2 o 3 momentos agradables, los mios particulares son muy simples pero pueden ayudarte, levantarte viendo el mar cada mañana al amanecer desde la terraza, saludar al cinturón de Orión que en octubre se puede ver justo antes de que salga el sol mirando hacia el sur, el desayuno con las compañeras de trabajo….

*Háblale a tu crític@ interior, rétal@, utiliza una pizarra donde puedas escribir tus emociones y creencias acumuladas y borra las negativas, neutralízalas con tus momentos agradables. No te reproches, piensa hasta donde has podido llegar en tus oposiciones, además si le preguntaras a alguien querido ¿Qué te diría?

*Practica la Visualización: Coincido plenamente con Elsa que la visualización ayuda prodigiosamente en el alcance de tus objetivos, ensaya tu éxito como un video de los momentos que tendrás cuando consigas la meta.

¿Sabías que hacen falta más de 10.000 horas para ser experto en algo? Lo he estado calculando y son alrededor de 10 años, segun el tiempo que dediques a esa materia, o sea que aunque nos da un vértigo pensar en este cálculo, existen muchos otros hábitos que te ayudarán a tomar atajos y convertirte en un@ miniexpert@ en tus oposiciones, cambiando algunos hábitos, mejorando técnicas e introduciendo con creatividad e imaginación algunas estrategias, puede que no sean infalibles todas, pero en cada uno de los momentos que vivas tus flaquezas y desmotivaciones , las necesitarás tener a tu lado, te lo aseguro.

Las estrategias de los ganadores que consiguieron sus sueños siguieron pautas similares:

1º) Divide tu meta final en submetas, muy temporalizadas y muy concretas paso a paso

2º) No pierdas los beneficios de la meta final, céntrate no solo en cada peldaño

3º) Celebrar, rcompensarte por cada submeta alcanzada, necesitas pequeñas alegrías, recompénsate, esto me recuerda a la reunión con mis compañeras de batallas, poemas mañaneros motivadores, subidas a la casita del arbol, esa barbacoa que sabía a gloria bendita, visita al mariposario, darle mil vueltas a las rotondas montadas en coche…. jeje, buenos recuerdos que te ayudan a seguir adelante

4º) Plasma gráficamente tu sueño, escribelo en tu diario, blog, en tu libro favorito como una reseña, o en tu mochila para cuando vayas por fin a hacer el camino de santiago con tus ..compis de viaje opositor, porque se lo has prometido a ellas…

5º) Contar tus planes: para la mayoría es hacer aquello que no pudiste mientras estudiabas y que no te podías permitir, economicamente y que después cuando empieces lu labor funcionarial, podrás disfrutar con creces de esos maravillosos planes pendientes.

Nuestro gran enemigo en las oposiciones es la procrastinación, retrasamos ésta u otras oportunidad de presentarnos porque aún no estamos preparad@s para ello, nos cuesta mucho ponernos manos a la obra, es natural, la universidad no te costó tanto esfuerzo, lo controlabas perfectamente, si hasta tenías septiembre para intentarlo por segunda vez, pero en las opos, todo pinta de otro color, porque hay muchas cuestiones que no te cuentan mientras opositas, el miedo al fracaso , al qué dirán si no lo consigues, lo que te exiges a tí mism@ y los demás que esperan que tú demuestres.

¿Como superar todo lo anterior? Empiezas a sentir la montaña rusa emocional. En este punto he de añadir que esta montaña rusa se vive en diferentes etapas. La primera al inicio cuando te montas en el vagón y estas emocionada positivamente con tu academia, preparador@, te lo van a dar todo: temario, explicaciones, test, técnicas de estudio y tu ya sabes controlar esto y va pasando el tiempo y pasan los meses empiezas a flaquear, a ver compañer@s que abandonan angustiad@s , aburrid@s o exasperad@ por diversos motivos y comienzas a sentir la «soledad opositora» y por último el tramo final antes del gran examen, todas las emociones se juntan, atropelladas para ver si los miedos, incertidumbres, el agotamiento o la ansiedad, que invita de paso al estrés para montarte una auténtica fiesta «emocional interna» y todo se te dispara.

Para poder superar esta etapa se aconseja, asi lo expresa Elsa P. el Método Kaizen, denominado así por los japoneses como afrontar grandes retos a través del cambio tranquilo. Tambíen la autora nos habla de la importancia de recargar pilas, rodéate de bienestar mientras opositas, buenos hábitos , y de viajar sin moverte de casa, menudos viajes mentales he realizado , sobre todo durante la pandemia. Lo de divertirse es obligado, sin beber demasiado que el alcohol no es buen amigo de l@s que estudian, ya sabes te destruye neuronas y baja tu concentración, pero existe la diversión sin alcohol.

Añade Elsa P. darse microdosis de alegría, mira a tu alrededor, seguro que encontrarás motivos para alegrarte aunque sea pasear por la playa del paseo maritimo un día otoñal. Y Por último la inspiración. En su libro «Una mochila para el Universo, 21 rutas para vivir con nuestras emociones » la menciona en su prólogo:

Maya Angelou– «He aprendido que puedes descubrir mucho acerca de una persona si te fijas en cómo se enfrenta a estas tres cosas: perder el equipaje, un día de lluvia y una ristra enredada de luces de Navidad«

Ya sabes cuando llegues a tu meta final, no olvides estos mensajes del universo y cómprate el billete para viajar a donde tenías programado ir con ellas y en tu mochila no olvides añadir las 3 Cs, Coraje, Compasión y Conexión…

Enfócate en tu objetivo real opositor

Silence in Kyudo. Artista: Effy Zhang

14 de marzo 2021. Autora: Silvia Velasco Navarro.

Antes de comenzar a proponer como alcanzar tu objetivo en las oposiciones, voy a comentar una anecdota que viví en mi ultimo año de carrera de Grado de Trabajo Social. No tenía oportunidad en la Uned de Málaga de recibir formación y clases en el ultimo año y había dejado las asignaturas a mi modo de ver más complejas para alguien de letras ( Economía, metodos de investigación, derecho laboral..) y se me ocurrió matricularme en Melilla pues me habían comentado el alto nivel del profesorado. Así que como una aventurera , me lancé sin paracaidas a dicho objetivo, curiosa metafora pues debía viajar constantemente en avión y creanme es muy estresante los aterrizajes, los aviones diminutos y esa pista de aterrizaje de juguete por su escasez de metros, que sin la pericia de los pilotos no me atrevería a volar. Sufrí un cuadro meses más tarde de estrés cardiaco y esto me enseño que como mi objetivo era finalizar la carrera debía seguir avanzando hasta el final y rebajar mi estres por volar, mi objetivo era lo más importante para mí.

Tras esta pequeña anecdota, he vivido muchas más en el mundo de las oposiciones, academias que te abandonan, compañeras de estudio que colaboran te defraudan, te atreves a preparar a colegas tuyas con nuevos métodos y tecnologías de e-learning, pero tu sigues ahí avanzando paso a paso hacia tu objetivo, sacar tu plaza fija. Es entonces cuando observas la cantidad de interferencias y desviaciones que sufres mientras opositas, que si una operación , cuidado de un familiar, cambio de rumbo por la aparición de nuevas convocatorias, es lo exógeno, aquello que desde fuera te obstaculiza en algun momento a alcanzar tu sueño opositor.

¿Como podemos contrarrestar estas interferencias y mantenernos perserverantes en nuestro objetivo?

Existe un arte milenario japonés el KYUDO, el arte del tiro al arco tradicional, que por suerte he conocido a través de personas allegadas y a través de dos libros inspiradores, «Kintsugi el arte de la resiliencia» y la novela de Pilar Jericó «Poderosamente frágiles». Según este arte, la postura y la concentración necesarias obligan a tomar consciencia de las sensaciones y el cuerpo. Canalizando la respiración, se aprende a calmar la mente y dominar las emociones, con el fin de apuntar a la victoria, no sobre el adversario, sino sobre una misma. Al fin y al cabo si te centraras para concentrar toda tu energía vital en un único objetivo, en lo verdaderamente importante para tí, necesitarás indefectiblemente pasar a la acción, yo lo denomino, «no pienses y ejecuta» y me funciona bastante bien cuando lo aplico a las oposiciones. Evaluo toda mi proyección diaria de estudio en lugar de concentrarme en lo que queda o he dejado de repasar o los cambios legislativos mas recientes, me pongo (ejecuto) y evito rumiar con los pensamientos. Se flexible en todo momento.

Existen multitud de metaforas que pueden ayudarte mientras opositas, por ejemplo, «hasta que no se desatiende el fruto de la acción, no se acomete la acción que ha de hacerse«, olvidate del examen de la oposición (ya lo has calendarizado en tu agenda y organizado tu estudio), solo disfruta de lo que haces, pon atención en ello, de cada detalle, de cada dia, de cada tema y normativa. Nada más, ya que una obsesión desmedida puede frustrarte sin necesidad.

Siguiendo los designios del KYUDO vamos a realizar otra comparativa con las oposiciones, si el objetivo no es dar en la diana como deporte sino vivir el camino cuando nos vestimos como arqueras, sin evaluarte constantemente, puedes aplicarlo a tu estudio opositor, en tu espacio de estudio, con tus técnicas de memorización y concentración y agendado cada día, incluso cuando lo exogeno nos cambia los planes, tu sigue disfrutando con tu traje opositor….

Ahora toca hablar de esfuerzo y energía. En el arte del KYUDO tensar el arco requiere de un esfuerzo importante, y hay que estar fuertes para vivirlo con intensidad, y esto no se logra si no se incorpora periodos de descanso. Hay que convertirse en corredoras de cien metros lisos no de maratón; Por eso si se quiere gestionar bien nuestras fortalezas tenemos que hacerlo incluyendo periodos de entrenamiento y también de descanso,como ocurre con el tiro al arco y ahora viene la verdadera reflexión:

«existen tres tipos de energía: la corporal o fisica, la emocional y la mental. Las tres son las que se trabajan en KYUDO y en cualquier arte marcial: la física para que el cuerpo responda a lo que le pedimos , y la mental y emocional para que aquello que pensamos y sentimos nos ayude y vaya a nuestro favor. Solo seremos verdaderas arquer@s opositor@s si sabemos gestionar estas energías.«

Pilar Jericó es una excelente divulgadora y coacher, en su blog muestra el camino de como lograr objetivos en la vida además del autocontrol, las seis condiciones que deben cumplirse para que sean duraderos son:

  • Intrínseco. Un objetivo intrínseco es aquel que resulta valioso para uno mismo, nos permite crecer como persona o aporta algo positivo a terceros. Elige una convocatoria que se aproxime a tus inquietudes.
  • Auténticos. Los objetivos estimulantes son aquellos que realizamos porque así lo deseamos, pero también porque están alineados con nuestros valores y necesidades, no porque busquemos agradar a los demás. No estudies por agradar a nadie (familia, parejas, colegas), hazlo por ti mism@.
  • Aproximación. Aquello que deseamos puede estar motivado por acercarnos a algo estudiar oposiciones como un medio de (acceder a la funcion publica), o por evitarlo (desempleo, trabajos precarios)
  • Armónicos. Todos nos planteamos más de un objetivo a la vez. Lo importante es que sean armónicos y no se opongan entre ellos. Puede ser tu momento o no de opositar, pero siempre armonízalo en tu vida, no lo fuerces.
  • Flexibles y adecuados. Necesitamos actualizar los objetivos y sueños que perseguimos a nuestras circunstancias. Dependiendo de la edad, la condición física o la situación económica que tengamos podremos alcanzar unos u otros. Realiza tu DAFO personal ( hay un post escrito sobre ello).
  • De actividad. Podemos definir objetivos de un único impacto o circunstanciales, preparte a solas (Bolsa temporal de oposiciones), o bien optar por otros que supongan una actividad o seguir un proceso (apuntarse a una academia de oposiciones). La ciencia ha demostrado que nos acostumbramos muy fácil a la bueno, por eso los objetivos que implican alguna actividad nos hacen más felices durante más tiempo que los circunstanciales.

Por tanto como conclusión me sitúo en la importancia de la gestión de la energia emocional, siempre digo que el 50% de nuestra actitud mental y psicológica es el 50% de tu aprobado, y esta energía emocional de la que mucho se habla pero que nos resulta muy dificil aplicar en nuestro día a día opositor es aquella que pone atención en las emociones que nos hacen grandes, y no en las que nos debilitan, necesitamos ampliar la mirada y prestar atención a nuestras fortalezas para disminuir nuestro miedo y ganar libertad para nosotras mismas.

Finalizamos con una frase celebre de Agatha Christie: «Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único. «En el hotel Bertram» (1965)

Libros mencionados.:

Kintsugi, el arte de la resiliencia de Céline Santini

Poderosamente frágiles de Pilar Jericó.