Cuando sabes que debes dejar pasar esta convocatoria…

imagen abandonar oposiciones

8 de marzo de 2020.  Silvia Velasco Navarro.

La vida no se mide por la suma de éxitos sólamente, sino por las enseñanzas y avances que hemos sufrido con todos los fracasos y obstaculos a los que hemos tenido que hacer frente y más aún si has decidido opositar en un momento de mayor número de oposiciones de la historia.

Algo parecido  debió pensar Rafa Nadal, nuestro supercampeón del tenis que ha sufrido muchas bajas forzadas (sobre todo por problemas de lesiones) que le han obligado en algunos de sus mejores momentos “deportivos” a abandonar competiciones pues jugar al más alto nivel tiene unos altos peajes. Y además es doblemente duro cuando estás a punto de ser nuevamente el campeón imbatible y te retiras temporamente de las competiciones unos meses dejando pasar un año hasta que llegue otra vez el Master.

En las oposiciones, como en los deportes de élite,  la vida de los/las opositoras , está plagada de sinsabores, sacrificios, y multitud de obstaculos e incluso llegando bien al final puede que no llegues a alcanzar tu objetivo. El tema de hoy es aún más doloso de tratar, cuando sabes que no llegas a tiempo a tu examen, que alguna circunstancia personal, familiar o de salud te ha impedido seguir adelante con tus estudios, supone una quiebra de tu motivación emocional solo al pensar cuando sucece el hecho de que ya no va a estar ” a tope” o simplemente no puedes acudir al examen que tanto esperabas por que ese hecho ( enfermedad sobrevenida, cuidado de un familiar, viaje inesperado,  maternidad,  etc..) te ha roto los esquemas de tu calendario opositor que ya no puedes cumplir.

El primer paso es volver a realizar un viaje profundo a tu “yo interior” reelabora nuevamente tu DAFO, quizás ha salido otra convocatoria más cercana a tu ciudad y has perdido las ganas iniciales, o simplemente debes acabar con tu etapa personal o familiar, cerrar ciclos y analizar con todo detalle tus nuevos objetivos. La frustración es la peor compañera de viaje, no debes ni cogerle la mano ni invitarle a que entre a tu puerta, porque sacarla de tu cabeza puede requerir desde medicación , el abandono total de tus oposiciones, o pasar por la visita de un terapeuta y/o especialista que te ayude a superar esta etapa traumática que ves como un tunel sin salida– si piensas con mentalidad fija–

Lo segundo es trabajar duro la mentalidad de crecimiento de la que hablamos en un post hace algunos meses, pues ahora la necesitarás más que nunca;  Un@ opositor@ de mentalidad de crecimiento, ve el esfuerzo como el camino hacía la maestría. Aceptará los desafíos a pesar del riesgo, luchará contra la adversidad, aprenderá de las críticas y encontrará inspiración en el éxito de los demás, además  buscará la manera de aceptar esa circunstancia y reconvertirla en una oportunidad. Si llevas 3 años opositando y estás exhausta, a lo mejor necesitas un balon de oxigeno, cambiar de academia, de convocatoria, porque la nueva tiene más número de plazas ,  de sistema de estudio, de compañer@s de viaje, y remontar hacia otra nueva etapa opositora, donde vuelvas a recuperar la motivación por conseguir tu plaza.

Decía  el psicoterapeuta Victor Frankl: “al ser humano  se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias.” Si mantenemos una actitud sensanta y positiva, a pesar de los altibajos que sufras, podremos iniciar nuevamente el estudio programándonos y adaptándonos a la nueva realidad.  Y tomaremos el no haber asistido a  este examen concreto  como un aprendizaje sobre nuestra oposición.

En tercer lugar, y esto quizás es algo relevante, deberas prepararte un discurso : “interno”  para tí mismo, y otro “externo” de cara a familiares, colegas de estudio y personas que te pregunten por esta cuestión,  para eso deberás tener Coherencia en ambos casos.  La Coherencia es un valor necesario para afianzar tu caracter, tus decisiones y tus responsabilidades; Deberás alejarte de comentarios negativos sobre tu actitud, que puede llegar a ser incomprendida por quienes te rodean, en realidad eres TU quien estas opositando y decides cómo hacerlo y en que condiciones hacerlo. Sólamente tú tienes la ultima palabra. Sé firme y coherente contigo mism@.

En ultima instancia, rodéate de quienes te apoyen, apoyo familiar y de congeneres opositor@s, no estas obligad@ a contar todo lo que sientes,  solo muestra aquello que consideres como explicación, date un respiro, un tiempo de compass de espera pues hasta en las mejores batallas, hay que esperar a tener una nueva estrategia y volver a activar nuevos recursos, algunos olvidados o nunca utilizados .

Si Anthony Robbins en su libro “Poder sin limites” describía: ” La diferencia  entre el fracaso y el éxito no es lo que nos pasa, sino lo que percibimos cuando nos pasa y qué hacemos  después”, el trabajo psicologico y emocional lo debes hacer tú es tu viaje personal, son tus oposiciones, tu actitud y tu mente de crecimiento puede cambiarlo radicalmente todo, incluso conseguir tu plaza , un año después …. en la proxima convocatoria!!!

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s